info@swisslearning.com+41 22 723 2000

Brillantmont International School en Lausana comparte sus principales consejos de revisión

 

¡Es esa época del año en la que los niveles de estrés comienzan a aumentar!

Con los exámenes próximos, es posible que se pregunte cómo encontrará el tiempo para cubrir todo lo que necesita saber. La revisión de los exámenes puede resultar abrumadora. Sin embargo, con una buena planificación y un enfoque estructurado, puede dividir sus sesiones de estudio y hacer que sea mucho más fácil aprender el contenido.

Recuerde, la revisión es solo un resumen del trabajo que ya ha realizado. Con ayudas para el estudio y un calendario razonable, puede ayudarse a recordar esa información importante y prepararse para esos exámenes.

Habla con tus profesores

Tus profesores te conocen. Ellos conocen sus fortalezas y saben qué áreas pueden necesitar apoyo y refuerzo. Te conocen como persona y, a lo largo de los meses o años que han pasado apoyándote, comprenden cómo funcionas, no solo en la comprensión del tema, sino en tus habilidades organizativas y tu capacidad para hacer frente a la presión.
Es probable que sus profesores ya hayan compartido sus estrategias de preparación para la revisión con usted, pero no tema pedirles aclaraciones y más ayuda. Están allí para ayudarlo, para apoyar sus esfuerzos y, en última instancia, para celebrar sus logros. Absolutamente tienen sus mejores intereses en el corazón.

Encuentra tu estilo de aprendizaje y úsalo para aprender
El cerebro de cada persona es único. Esto significa que cuando se trata de revisar y aprender, es posible que un método no funcione tan bien para alguien como para otros. Descubrir su estilo de aprendizaje personal puede ayudarlo a desarrollar técnicas de revisión más efectivas. Considere qué tipo de alumno es y qué le ayuda a recordar la información.

Los estudios han identificado cuatro tipos distintos de estudiantes. Estos son:

Visual: aprendizaje basado en imágenes
Auditivo: aprendizaje basado en sonido y música
Verbal: Aprendizaje basado en el habla y la escritura.
Físico (cinestésico): aprendizaje basado en el tacto y el movimiento
Hay muchas ayudas para el estudio disponibles que se dirigen a cada tipo de alumno. El aprendizaje basado en libros sigue siendo la mejor opción para los estudiantes verbales, pero no funcionará para todos. Las guías de estudio basadas en imágenes, las descargas de audio y los podcasts, los ejercicios físicos y otras técnicas pueden mejorar la retención de datos. Cuando se trata del estudio previo al examen, no existe una forma correcta o incorrecta. Encuentra algo que funcione para ti y ¡hazlo! Si le ayuda a recordar la información, es adecuada para usted.

Prepare un calendario de revisión de acuerdo con su horario
Si quieres aprovechar al máximo el tiempo que tienes para estudiar, debes crear y ceñirte a un horario. Al igual que sus planes de lecciones, un calendario de revisión describe los bloques de tiempo durante los cuales trabajará en sus materias. Durante estos momentos, puede enfocarse únicamente en un solo tema. Esto evitará que se sienta abrumado y divida los tiempos de estudio.

Utilice un horario para planificar su estudio. Incluya bloques de tiempo para todos sus temas, e incluso podría dividir esos temas en temas particulares. Si cree que necesita más tiempo sobre un tema o tema en particular, agregue sesiones adicionales.

Todo el mundo tiene diferentes momentos del día en los que el estudio es más eficaz. Algunos aprenden mejor por la mañana, a otros les resulta más fácil concentrarse por la tarde o la noche. Puede planificar su horario de estudio en función de su propia rutina y trabajar duro cuando más le convenga.

Cuida tu cuerpo y tu mente
Si no se cuida a sí mismo, la revisión le resultará mucho más difícil. ¡Necesita mucho descanso, agua, comida sana y ejercicio! Cuando se acercan los exámenes y quieres hacerlo bien, puede ser tentador ocupar todo tu tiempo con la revisión. Sin embargo, estudiar demasiado podría hacer que aprendas menos, ¡no más!

Al cuidarse bien y alimentar su cuerpo y mente con las cosas buenas que necesita, se está preparando para el éxito del examen. Evite esas sesiones de revisión maratonianas y, en su lugar, estudie en bloques de tiempo manejables. Apunta a 1-2 horas a la vez.

¡No te estreses!
Los exámenes son uno de los momentos más estresantes en la vida de un joven. Prepararse para los exámenes puede parecer una tarea enorme e imposible. Sin embargo, es importante que se comunique con sus amigos, familiares o maestros si tiene dificultades para sobrellevar la situación. Cuando se siente demasiado abrumado por la revisión, deja de aprender algo de manera efectiva. Utilice los consejos anteriores para crear un horario de aprendizaje y haga de su espacio de estudio un lugar tranquilo y cómodo.

Si el estrés se infiltra, deje de hacer lo que está haciendo y pruebe este sencillo ejercicio de respiración.

Inspire contando hasta dos y exhale contando hasta cinco.
Inhale contando hasta tres y exhale contando hasta cinco.
Inspire contando hasta cuatro y exhale contando hasta cinco.
Inspire contando hasta cinco y exhale contando hasta cinco.
Respirar profundamente un par de veces puede ayudarte a encontrarte a ti mismo de nuevo, eliminar el pánico creciente y concentrarte en la tarea que tienes entre manos. También puede intentar tomar un vaso de agua o dar un paseo de diez minutos antes de volver a los libros.

5 consejos rápidos para tener éxito en el examen
Además de las sugerencias anteriores, aquí hay 5 formas más de aumentar su capacidad de aprendizaje y aprovechar al máximo sus tiempos de revisión.

Utilice trabajos anteriores como ayuda para el estudio. Mire las preguntas formuladas anteriormente y practique respondiéndolas. Tu profesor puede darte consejos sobre tus respuestas.
Crea un lugar tranquilo y pacífico para estudiar. Puede ser un escritorio en su habitación, un lugar cómodo en la sala de estar o su biblioteca local.
Apague su teléfono y manténgase alejado de la televisión y otras distracciones, como las redes sociales. En cambio, la música clásica suave puede ayudarte a concentrarte.
Si te funciona, estudia con tus amigos. Háganse preguntas, repítanse los hechos y utilicen los conocimientos de los demás para promover los suyos.
Las notas y las tarjetas didácticas pueden marcar una gran diferencia. Escriba información importante de forma sencilla y luego léala con frecuencia para refrescar la memoria.

La parte II de este artículo: consejos de revisión de los profesores, se publicará en breve.

es_ESSpanish